El pastor de Brie (o briard) es un perro bastante flexible, grande, rústico y algo musculoso. Hoy en día hay criadores que los seleccionan para que estos puedan ser perros de compañía, son perros muy conocidos en Estados Unidos y muchos países.

Historia del pastor de Brie

información sobre el pastor de brie

Se trata de una raza muy antigua que tiene antepasados como el pastor de Barbet y Beauce, tal y como afirmo Pierre Mégnin en 1888. Aunque su nombre se debe a la región de Brie, la distribución de esa raza a mediados del siglo XIX era mucho más amplia y era un perro usado como guardián y como pastor.

Es un perro muy inteligente y su adiestramiento es sencillo, por lo que el ejército francés lo uso para enviar mensajes durante la Primera Guerra Mundial, aunque su uso más importante era como un perro pastor.

Características del pastor de Brie

Ya mencioné que es un perro de gran tamaño y con buenos músculos, pero hay que destacar que tiene un hocico cuadrado, una cabeza larga, orejas separadas que están cubiertas de por pelo largo y trufa negra.

El pelaje de estos perros es ondulado, largo, seco y con una textura de pelo de cabra, aunque tiene una capa interna que suele ser más fina. El color de su pelo es uniforme en tonos negros con una capa de negro más tenue, generalmente con una capa de tono azulado o gris.

Carácter del pastor de Brie

Al ser un perro pastor su principal actividad era proteger los rebaños y guardar las fincas, pero en los últimos tiempos se ha convertido en una mascota muy popular en muchos países.

Como otros perros de gran tamaño, necesita mucha actividad física, correr, jugar y dar paseos. Se pueden adaptar a la vida en la ciudad, pero necesitan poder correr.

Son excelentes compañeros y muy leales, afectuosos y alegres con la familia. Estos perros son estupendos con los niños.

Cuidados del pastor de Brie

Esta raza rústica es bastante saludable y no suele tener problemas de carácter o de salud, sin embargo, son propensos a displasia de cadera y a torsión de estómago.

Se pueden presentar infecciones en las orejas y en los ojos, por lo que se recomiendan revisiones periódicas.