El Pastor de los Cárpatos (Ciobanesc Románesc) es una raza de perro pastor que tiene un gran tamaño y que es originario de los montes Cárpatos que se encuentran en Rumanía.

Historia del Pastor de los Cárpatos

Perro pastor de los cárpatos

La historia “oficial” de este perro se remonta al primer estándar que fue redactado en 1934 por el Instituto Nacional de Zootecnia en Rumanía. Pero en 1982 el estándar fue modificado, luego en 1999 y en 2001 por la Asociación Canófila Rumana.

Esta raza de pastor fue seleccionada de una raza endémica del Cárpato-Danubiano. Desde hace muchos siglos ha sido usado como un perro de pastoreo y como un gran guardián de los rebaños.

Características del Pastor de los Cárpatos

Son perros que tienen un tamaño bastante grande, por lo que son usados como guardianes de los rebaños. Además, son perros bastante ágiles y tienen un peso ligero en proporción al gran tamaño que tienen.

Su aspecto es bastante energético, su cuerpo suele ser rectangular con una caja torácica amplia y alta, con hombros largos que están un poco inclinados. El pecho está bien desarrollado y es bastante amplio, es inclinado hasta el nivel de los codos.

Carácter del Pastor de los Cárpatos

El carácter del Pastor de los Cárpatos es un gran compañero de las personas que están activas y en el aire libre. El perro suele hacer mucho ejercicio y necesita espacio para correr, además de que tiene un liderazgo bastante firme.

Suele ser un perro tranquilo con las personas que conoce, pero debido a su personalidad de guardián puede no aceptar a la gente que no conoce al instante.

Cuidados del Pastor de los Cárpatos

Es un perro que no necesita de muchos cuidados. Basta con que lo cepilles cada semana o cada cuatro días. Tampoco es necesario bañarlo con bastante frecuencia. Es un perro grande con mucha energía, así que necesita salir a correr, jugar y hacer ejercicio.