El pastor inglés o bobtail (también llamado Old English Sheepdog) es una raza canina británica reconocida por la FCI de orígenes inciertas, aunque desciende del cepo común de los perros pastores del Asia occidental.

Historia del pastor inglés o bobtail

Perro bobtail

Algunos sostienen que el  pastor inglés es originario de Dorset, otras teorías lo sitúan en Oxfordshire, Wilthshire o Sussex. El debut en exposiciones no fue de lo más feliz: tres ejemplares presentados en la Expò de Birmingham de 1873, fueron suspendidos. Entre 1885 y 1888 se redactó el primer standard de raza, que substancialmente continúa, en 1888 se fundó el primer club de la raza. Hay que esperar hasta mediados del Novecientos, para que el Bobtail alcance gran interés.

Características del bobtail

El pastor inglés nace con la cola larga que, que en la medida aconsejable habrá que acortar. Es aceptada cualquier tonalidad de color gris con la cabeza, cuello y patas anteriores blancas (con o sin manchas), mientras la parte posterior deben de ser de color uniforme excepto las manchas. El pelo es abundante, de textura rugosa e hirsuto. Las orejas son pequeñas y el cráneo es voluminoso y más bien cuadrado, mientras que el morro es fuerte con unos pies pequeños y unas uñas bien curvadas. Aunque la mole impresione, un macho adulto no acostumbra a pesar más de 30 kg, osea que la aparatosidad visual es debida al manto peludo

Carácter del  pastor inglés o bobtail

Es un perro pastor dócil, equilibrado y obediente, valiente cuando hace falta, es leal y de confianza y no demuestra agresividad sin una motivación concreta. Conserva un fuerte instinto de protección derivado de su rol tradicional de perro pastor, no es insólito que pretenda reunir su rebaño humano hasta tirando del brazo.

Cuidado del pastor inglés

Necesita una dieta lo más equilibrada y completa posible, para que le aporte una adecuada energía. Prefiere largos paseos tranquilos más que carreras detrás de una  bicicleta. Lo ideal es tenerlo en un amplio jardín, pero se adapta bien en un apartamento.

A parte de ésto, da poco trabajo, un cepillado quincenal, controlar posibles parásitos alojados en el pelo sobretodo en época estival y se considera una sana costumbre despejar de pelo la zona de los ojos, anudando los mechones o cortándolos.