El perro lobo checoslovaco (Československý vlčák o Czechoslovakian Wolfdog) es una raza reciente creada en 1.955 resultado de cruzar 48 ejemplares de pastores alemanes con cinco perros lobos euroasiáticos con el fin de conseguir un animal con la mentalidad y capacidad de aprendizaje de un pastor alemán y la fuerza y resistencia de un perro lobo.

Historia del perro lobo checoslovaco

Imagen de perro lobo checoslovaco

Un coronel del ejercito cruzó una hembra de perro lobo de los Cárpatos con dos pastores alemanes grises, el primero domesticado y el segundo salvaje, el primer intento falló debido al rechazo violento de la loba, el año siguiente el intento funcionó con el pastor alemán salvaje, los posteriores cruces dieron lugar a la nueva raza con alrededor de un 25 / 30 % de sangre de perro lobo (aunque debido a la proveniencia del mismo cepo de ambas razas la diferencia hay que tomarla simplemente como indicativa). La finalidad del cruce era dotar a la policía de fronteras checoslovaca de un perro sano y resistente pero fácil de adiestrar.

Características del perro lobo checoslovaco

Los colores van del gris amarillento al gris plateado con una máscara negra característica. El pelo es fuerte y liso, los ojos pequeños y oblicuos de tonalidad ámbar mientras las orejas son pequeñas, triangulares y finas

Carácter del perro lobo checoslovaco

Instaura una relación muy estrecha con su dueño, siéndole muy fiel y respetándole mucho siempre que aquel sea capaz de ejercer un liderazgo firme, con el perro lobo checoslovaco es necesaria mucha paciencia y saber imponerse con la autoridad adecuada, en caso contrario, y sobretodo con los machos, se corre el riesgo de que el perro pretenda imponerse, este peligro hay que erradicarlo cuando son cachorros, en caso contrario puede volverse a manifestar en la época adulta con consecuencias desagradables. Debido a las características de sus dos razas de ascendencia, tiene una buena relación con los niños, si está acostumbrado a su contacto, su temperamento es vivaz, muy activo y necesita espacios para desahogar éstas características.

Cuidados al perro lobo checoslovaco

Es un perro cómodo, necesita una dieta equilibrada y cepillarlo regularmente, la única precaución hay que observarla en los climas y estaciones calurosas, en este sentido hay que controlar que no se acalore mucho, por ejemplo no dejándolo encerrado en verano al sol en un coche con las ventanillas  completamente cerradas.