El perro lobo de Saarloos (también Saarlooswolfhond o Saarloos Wolfdog) es un perro de compañía originario de los países bajos creado en 1.932 por Leendert Saarloos a partir de un pastor alemán y una perra loba de origen siberiano.

Historia del perro lobo de Saarloosperro lobo de saarloos

En 1932 Leendert Saarloos de Dordrecht cruzó a Gerard van der Fransenum (el pastor alemán) con Fleuri (la perra loba) y las sucesivas generaciones dieron una raza de perro lobo que se utilizaba como perros lazarillos. Posteriormente se cruzaron con más ejemplares de lobo y perdieron las características que le hacían no solo un perro lazarillo sino también un perro adecuado para actividades de prevención, la raza fue reconocida en 1.975 por la FCI.

Características del perro lobo de saarloos

El inicio de la cola és bajo y en posición de reposo, se aceptan los colores negro, marrón y crema en el pelo en distintas tonalidades, compacto y adherente con un tacto lanoso en la raíz y áspero en la superficie. Los ojos de color ámbar, son oblicuos con unas orejas de tamaño medio en punta.

Carácter del perro lobo de saarloos

El Saarloos es un perro lleno de energía e independiente, muy inteligente, aprende rápido las órdenes, pero su obediencia tiene unos límites y no se somete.
Es fiel a su amo, pero desconfía de los extraños, acostumbrarlo paulatinamente a entrar en sociedad es aconsejable, no son unos perro de guardia (porque no atacan a los hombres) y se comporta sociablemente en familias con niños.

Cuidados al perro lobo de Saarloos

El Saarloos es un perro sano, con una vida larga (13 o 14 años) y los cuidados se circunscriben a un cepillado regular y darle unos largos paseos, sufre mucho más el calor que el frío.
Su índole rústica debe ser contrarrestada con una capacidad de socializar muy precoz, ampliando paulatinamente su círculo de conocidos, bien sean personas, niños, otros perros o animales, así como con los sonidos del ambiente en el que se mueve, todo ésto para que el perro lobo consiga un desarrollo psíquico adecuado y no se muestre demasiado desconfiado o tímido.