El perro pastor escoces o Shetland collie (tambien Shetland Sheepdog) es un perro de proporciones armoniosas, es un excelente animal de compañía, y es también adecuado para ser guardia.

Historia del Shetland collie

Información del Shetland collie

Esta raza és producto de una selección realizada a partir de Rough collies y otros perros locales más pequeños y el nombre se toma por las islas Shetland, en 1.908 se pide el reconocimiento de la raza al Kennel Club de Londres, pero éste es rechazado a instancias de los criadores de collies que no ven con buenos ojos la denominación Shetland collie, posteriormente se llega a su reconocimiento con el nombre Shetland Sheepdog o Sheltie y posteriormente se autorizan oficialmente cruces con collies para mejorar la raza.

Características del Shetland collie

El nacimiento de la cola es bajo y su posición no supera nunca la linea dorsal.
El color predominante es el beige con todos sus matices más el negro, blanco y hasta azul merle con una doble capa de pelo largo, erecto y áspero en la capa exterior.
Los ojos son de tamaño medio y oblicuos y de color marrón obscuro mientra las orejas son erectas, anchas y bajas.

Carácter del Shetland collie

No obstante su talla reducida, es un perro de trabajo, robusto, ágil inteligente y con una gran seguridad en si mismo, pese a ser un perro reservado y desconfiar de los desconocidos no muestra ni miedo ni agresividad. Es fiel a su dueño y también afectuoso y participa alegremente en cualquier actividad. Es fácil de enseñar y, por tanto, ideal como perro de labor, exposición o para convivir en familia y muy dócil con los niños.

Cuidados del Shetland collie

El Shetland collie debe ser cepillado periódicamente para evitar la formación de nudos en el pelo, además un examen detallado evitará la proliferación de parásitos.