El pastor vasco o Euskal Artzain Txakurra es un perro muy antiguo atestiguado en las historias populares vascas.

Historia del perro pastor vasco

Perro pastor vasco

Este perro antiguo forma parte de los lienzos de pintores españoles desde el silgo XVII y en historias mucho más antiguas. Por un tiempo estuvo por desaparecer como un perro pastor debido a su situación y a la mezcla con otras especies con el objetivo de tener un perro que fuera capaz de repeler a los lobos.

Pero el pastor vasco logro mantenerse en algunos lugares gracias a la gran versatibilidada que tiene en su trabajo, lo que le permitió recuperarse, aunque por ser un perro tan local sigue estando en peligro. Actualmente hay cerca de 800 ejemplares.

Características del perro pastor vasco

Se trata de un perro de tamaño mediano, con una composición fuerte, robusta, rústica y con una estructura rectangular. El dimorfismo sexual es muy obvio en esta raza.

Tiene una cabeza de proporciones medianas, orejas medianas, triangulares y caídas, ojos castaños y pelo raso corto. La cola es móvil y larga, con abundante pelaje. En cuanto a su pelaje hay 2 variedades: Gorbeiakoa que es largo, áspero y con un color rojo, y el Iletsua que tiene una capa de pelo cerdoso, duro y otra capa más suave con color leonado o fuego.

Carácter del perro pastor vasco

El perro pastor vasco es un perro de trabajo que se usaba para el pastoreo y guardar el ganado. Son bastante inteligentes, muy equilibrados y se les puede adiestrar fácilmente.

Es un perro muy cariñoso, siente un gran cariño por su familia y sobre todo por su dueño. Son bastantes sociables y no suelen ser agresivos. (siempre y cuando tena los cuidados adecuados).

Cuidados del perro pastor vasco

Es un perro robusto y fuerte que no tiene problemas especiales de salud ni de carácter. Entrenarlo es muy fácil y puede aprender las ordenes con mucha facilidad. Necesita salir a correr y realizar actividades físicas.